A huge collection of 3400+ free website templates www.JARtheme.COM WP themes and more at the biggest community-driven free web design site

Mariano Santiago

fuenteros por el mundoMotivos de venir a Mauritania:

En junio del 2008 salió una vacante para 4 años a la Embajada en Mauritania. La pedí porque, por un lado, el puesto me pareció interesante por las condiciones económicas y el trabajo en sí (ya tenía experiencia en una embajada porque estuve en la de París también cuatro años), y por otro lado me apetecía vivir un tiempo en un país árabe y africano. Había viajado por Siria, Jordania, Túnez y Egipto; y todo este mundo islámico me parece interesante por muchos motivos: tienen una cultura y religión muy diferente a la nuestra, el hecho de que sean tantos, están cerca de nosotros, continuamente estamos viendo noticias que hacen referencia a ellos, que a veces los percibimos como algo amenazante, etc.., queramos a no todo eso nos influye. Era una oportunidad de conocer un mundo por el que tenía curiosidad.



La vida aquí:

 

Mauritania está en la costa atlántica de África, un poco más al sur de Canarias, con sólo 3 millones de hab. en una extensión más del doble que España. La capital Nuakchot de 800.000 hab., a 2 kms. de la costa, está muy extendida con viviendas de una o dos plantas, y muy pocas calles asfaltadas.
Mis primeros días aquí fueron más duros de lo que pensaba, la ciudad no me gustaba y no veía nada interesante, arena por todas partes y mucho calor. Conseguir cualquier cosa llevaba mucho tiempo.
Después me fui adaptando y encontrándome a gusto, sencillamente había que vivir de otra forma a como se vivía en España.

1)- Hace mucho calor, en verano 40-42 grados y algún día que llega a 48, pero en otoño es peor con 35 grados y una humedad al límite de lo soportable. Sin embargo de diciembre a abril entre 20 y 30 grados, es muy agradable.

2)- La gente de aquí se compone de moros blancos, moros negros (descendientes de antiguos esclavos) y negros del sur, estos últimos a veces acusan a los primeros de racismo. Son fieles a las tradiciones y estrictos en el cumplimiento religioso, la religión rige (y encorseta) todos los aspectos de su vida por lo que no parece que nunca puedan evolucionar. Las diferencias sociales y económicas son enormes, una minoría nada en la abundancia, otra parte tiene ingresos modestos y son funcionarios, empleados, pequeños comerciantes, agricultores o pastores; pero casi la mitad de la gente apenas tiene para subsistir.

3)- También viven muchos extranjeros. Una gran parte proveniente de los países africanos al sur: Senegal, Guinea, Mali, etc., por otra parte occidentales, gente joven que envían sus países en programas de cooperación.


4)- No hay cines, ni teatros, ni parques. Menos mal que está el CCF (Centro Cultural Francés) que "da vidilla" y programa cine, teatro y actuaciones musicales. También nuestra embajada tiene una pequeña programación cultural. Para hacer deporte hay que olvidarse de salir a correr a la calle, hay mucha arena y se hace incómodo. Lo normal es ir al Estadio, allí se puede correr o sólo caminar como ejercicio (muchos moros/as lo hacen), hay gimnasio y salas para otros deportes.

Yo, una vez pasados los primeros días, me he adaptado y me encuentro a gusto. En el trabajo llevo asuntos de cooperación en los que tienen interés España y Mauritania, son temas variados y se suelen ver resultados. La casa es de dos plantas con algo de jardín alrededor, al salir del trabajo me gusta cuidar un poco de las plantas, leer o ver la tv, y llamar a España por skype. A veces quedar con amigos, nos vemos en las casas, o vamos a la playa, a un restaurante, a tomar algo por la noche a algún sitio con música y ambiente (son cuatro sitios contados pero no por eso están abarrotados porque aquí no hay cultura de salir como en España), también el CCF como he dicho. La vida es tranquila pero también entretenida.
Algunas diferencias que veo con España son:

  1. - Aquí se tiene sensación de tranquilidad, de distancias cortas, de que es fácil quedar y verse con la gente, no hay edificios altos y por lo tanto la vista es despejada, hay poco ruido y poco tráfico. En España ahora me parece que las ciudades son muy grandes, con tantos edificios tan altos, con tanto tráfico, con tanto ruido, tanta gente por la calle, tantas tiendas y tanto consumismo, me agobia un poco.

  2. - En España hay muchos artículos y a buen precio por la competencia. Aquí hay poco y casi siempre es muy caro, cosas sencillas son artículos de lujo, un microondas vale aquí tres veces más (y eso cuando lo encuentras).

  3. - Aquí la asistencia sanitaria es deprimente, mejor rezar para que no me pase nada. La gente que puede sale fuera a ver un médico u operarse.

  4. - La mano de obra es barata para contratar una cocinera o un guardián, o hacer reparaciones en casa.

  5. - Viajar por España es algo fácil, bonito y que echo de menos. Aquí viajar es una aventura, peligroso por el estado de las carreteras y las pistas (eso por no hablar últimamente del riesgo de atentados), cualquier distancia es complicada, pero al final suele quedar buen gusto por los sitios y la gente que se ha conocido. Me estoy acordando del viaje a San Luis en Senegal, que fue bonito y pasaron muchas cosas, pero vaya caminos y vaya historias en la frontera.

Relación con el pueblo:

Fuenteros por el mundoMe gusta ir al menos un par de veces al año, prácticamente como antes desde Madrid. Lo principal es ver a la familia y pasar unos días juntos, pero también no perder el contacto con el pueblo y con toda la gente que uno conoce. Siempre que puedo voy con mis dos hijos para que ellos también sigan manteniendo esas raíces. Cuando nos vamos siempre queda esa satisfacción de haberlo pasado bien y las ganas de volver no tardando.