A huge collection of 3400+ free website templates www.JARtheme.COM WP themes and more at the biggest community-driven free web design site

Bailes

baileEl ocio es un tiempo recreativo que se dedica a las actividades que no son trabajo, ni tareas domésticas esenciales.

El desconectar de la rutina del trabajo es una actividad muy saludable y ayuda a reanudar el trabajo con más entusiasmo.


Antiguamente, en los años 40, había tres locales destinados a estos menesteres. Curiosamente se conocían según el oficio al que pertenecías, de este modo, estaba el de los “Artistas”, el de “Los labradores” y el de los “Obreros”.

En estos locales sólo entrabas si pertenecías al gremio en cuestión, pues había que ser socio para acceder a cada uno de ellos, acreditándolo con una tarjeta, que tenías que presentar al entrar.

En el baile de los “Artistas”, apelativo que designaba así a las personas que ejercían un oficio, quedaban englobados: los albañiles, ebanistas, etc. Éste baile, situado en la parte de abajo del local, le regentaba el señor Paco Pérez, al igual que el bar que había en la parte de arriba.

Luego se hallaba el de “Los labradores”, ubicado en la plaza, cuyo dueño era el señor Jesús. Éste local ofrecía varias opciones de ocio: un salón de baile y un café, ambos situados en la parte de arriba del recinto. La parte de abajo estaba destinada a la venta de dulces; ya que ellos eran confiteros, con lo cual, abarcaban  varias alternativas de negocio, todo ello, sin salir del mismo local.

Por aquel entonces, también había otro salón de baile  destinado a los chiguitos de la localidad. Cuando salían de la escuela lo frecuentaban. La entrada para acceder, a éste lugar, era de un real, de ahí, que se denominara “El Realero”.

Con el paso del tiempo se fueron cerrando éstos establecimientos y se abrieron otros. De este modo, surgió el baile de Don Daniel y cuando cerró éste, se abrió el del señor Isaac. En éste local había 3 opciones de ocio: un salón de baile, una sala de cine en la parte de abajo y en la parte de arriba había un café, cuya apertura se hacía en días señalados de bodas u otros acontecimientos destacados.